Presentación

Tu hijo/a , ¿estudia poco? ¿Cuando lo hace dirías que estudia mal? ¿Es común que le queden materias para recuperar o que agote todas las convocatorias para aprobar con la última oportunidad? ¿Deja el estudio siempre para el final y no se planifica? ¿Tal vez es de esos chicos que le echan demasiadas horas con pobres resultados? O quizá su hijo/a sólo precise de un lugar silencioso y vigilado para sacar regularmente unas horas de estudio, justo cuando nadie está en casa.

En cualquiera de los casos Apoyo al Estudio tiene algo especial que ofrecerte.

Muchos padres habéis intentado de todo para ayudar a vuestro hijo, otros simplemente no sabéis qué hacer. Le habéis dado vuestro tiempo, preguntado la lección, premiado y castigado; habéis repasado y vuelto a aprender la Educación Secundaria con ellos o en su lugar, puede que hayáis recurrido a costosas clases particulares, academias de refuerzo, cursos intensivos en verano... Y sin embargo la película se repite curso tras curso. ¿Dónde se encuentra el problema?

Los que integramos Apoyo al Estudio pensamos que lo que falla es un buen hábito de estudio, de manera que se trataría ante todo de propiciar la adquisición de ese "buen hábito". Y esto, además, en el mismo centro escolar del alumno

Apoyo al Estudio
ofrece una solución distinta y
en el mismo centro escolar del alumno